Fandom

Wiki Antología Poética

José Hierro

40páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir

José Hierro del Real (1922-2002) fue un poeta español al que se suele adscribir tanto a la corriente denominada poesía desarraigada de los 40, junto al Dámaso Alonso de "Insomnio", como a la de la poesía social de los 50, junto a autores como Blas de Otero o Gabriel Celaya.

El autorEditar

José Hierro nació en Madrid el 1922, aunque a los dos años se trasladó a Santander. Allí fue donde empezó la carrera de perito industrial sin terminarla a causa de la guerra civil. Después de ésta, fue encarcelado cinco años en la cárcel. Al salir de prisión, vivió dos años en Valencia.

En 1948 publicó su primera crítica en un diario de Santander. El año siguiente se casó con María de los Ángeles Torres. Desde entonces al 1852 sigue en el mundo de la prensa, fundando revistas para instalarse a Madrid para poder volver a empezar su carrera como escritor. Allí colaboró también en varias revistas poéticas, participó en congresos de poesía y fue elegido miembro de la Real Academia Española al 1999. Desafortunadamente, el año siguiente sufrió un infarto que se le complicó, provocando su muerte en el 2002.

Obras

Alegría

Tierra sin nostoros

Libro de las alucinaciones

Cuaderno de Nueva York


El textoEditar

Con las piedras, con el viento hablo de mi reino

Mi reino vivirá mientras
estén verdes mis recuerdos.
Cómo se pueden venir
nuestras murallas al suelo.
Cómo se puede no hablar
de todo aquello.
El viento no escucha. No
escuchan las piedras, pero
hay que hablar, comunicar,
con las piedras, con el viento.

Hay que no sentirse solo.
Compañía presta el eco.
El atormentado grita
su amargura en el desierto.
Hay que desendemoniarse,
liberarse de su peso.
Quien no responde, parece
que nos entiende,
como las piedras o el viento.

Se exprime así el alma. Así
se libra de su veneno.
Descansa, comunicando
con las piedras, con el viento.

ComentarioEditar

El poema de José Hierro habla de la importancia de comunicarse aunque uno esté (o crea estar) solo. Incluso en los momentos más amargos tiene sentido hablar, escribir, compartir palabras y gestos con los demás. Y esto es más verdad cuando tenemos mucha necesidad de expresar algo muy personal, como puede ser la tristeza enorme por el recuerdo de una persona que ya no está con nosotros.

Otra idea sería que muchas personas -como el poeta- están solas y no tienen con quien hablar, ni tienen futuro pero a través del recuerdo y de la voz mantienen la esperanza y las ganas de vivir, porque el sufrimiento les recuerda a un familiar, amigo o amor que guardan en su corazón y eso les da fuerzas para seguir adelante. Aunque estemos solos porque nadie nos responde, tenemos que gritar alto y fuerte lo que sentimos y pensamos, porque el sufrimiento no nos debe vencer.

El poema consta de tres estrofas irregulares, de 10, 9 y 3 versos respectivamente. Los versos son libres e irregulares y presentan una suave rima asonante.

Además, el poema tiene un lenguaje directo y casi coloquial, con pocos pero muy efectivos recursos literarios. Entre ellos destacan: la metáfora del principio ("están verdes mis recuerdos"), una personificación que denota la soledad del poeta ("el viento no escucha") y un polisíndeton que refuerza la enumeración de acciones ("hay que hablar, comunicar").

MultimediaEditar

José Hierro - Una tarde cualquiera02:54

José Hierro - Una tarde cualquiera

Una tarde cualquiera, recitado por el autor

Enlaces de interésEditar

Poemas de José Hierro en A media voz

José Hierro en la Wikipedia.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar