Fandom

Wiki Antología Poética

Francisco de Quevedo

40páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir
Francisco de Quevedo (1580-1640) fue uno de los mayores escritores españoles del Siglo de Oro. Junto a Cervantes y Lope de Vega forma quizá el mejor trío de clásicos de las Letras Hispánicas. Fue poeta, ensayista y novelista. Manejó el idioma con una enorme soltura. Tradicionalmente se le adscribe al conceptismo. Según Jorge Luis Borges, "su obra equivale a toda una literatura".
Quevedo.jpg

Francisco de Quevedo

El autorEditar

De Quevedo de momento sólo tenemos el comentario al soneto A una nariz.

El textoEditar

A una nariz

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
EMILIANO VALDEOLIVAS. Soneto a una nariz. OCTAEDRO02:43

EMILIANO VALDEOLIVAS. Soneto a una nariz. OCTAEDRO

Soneto a una nariz. Emiliano Valdeolivas


érase una nariz sayón y escriba,
érase un peje espada muy barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.

Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce Tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera
que en la cara de Anás fuera delito.

ComentarioEditar

El poema es obra de Francisco de Quevedo (1580-1645). Es un ejemplo claro de poesía satírica y resulta, quizá, el soneto más famoso de este autor.

Francisco de Quevedo fue un gran escritor y principal representante del conceptismo, corriente literaria del barroco tradicionalmente opuesta al culteranismo encabezado por Góngora.

El tema resulta fácilmente identificable, Quevedo pretende la humillación de su mayor adversario, Góngora, gran rival literario y personal. Son las diferencias de forma y estilo, de las principales corrientes literarias del Siglo de Oro español el motivo de sus enfrentamientos, es por eso que Quevedo le hacía muchas veces blanco de su ironía. Debemos situarlo en el terreno de las llamadas figuras, un concepto satírico que el propio Quevedo cultiva abundantemente. Un personaje figura es todo aquel caracterizado pot una extravagancia o exageración ridícula, del tipo que sea (física, molar...).

Figuras naturales llama Quevedo a aquellos que padecen un defecto ridículo por naturaleza, y menciona como ejemplos a los calvos, los cornudos...

Un hombre de gran nariz es, pues, un ejemplo de figura natural, objeto de comentario burlesco, como cualquier otra deformidad o exageración tenida por ridícula.

Por lo que se refiere a la determinación de la estructura, hay que decir que es un soneto, dos cuartetos y dos tercetos, compuesto con versos endecasílabos con la siguiente estructura versal ABBA ABBA (abrazada en los cuartetos) CDC DCD (encadenada en los tercetos) y rima consonante.

Partiendo del contenido, cabe señalar dos partes ben diferenciadas:

Primera parte (versos del 1 al 11): en esta primera parte caracteriza con ironía y crueldad la nariz de un hombre. Es un cúmulo de metáforas. Una ironía y una crueldad que son progresivas. El autor se sirve del último de los tres grados del adjetivo, érase una nariz superlativa, expresando la idea máxima sobre lo descrito, nariz incomparable. Entre los varios significados de la palabra sayón, que aparece en el verso siete, érase una nariz sayón y escriba, hay dos que podrían encajar perfectamente.

  1. Hombre de aspecto feroz
  2. Cofrade vestido con túnica que va en las procesiones de Semana Santa

Tal vez Quevedo fusiona las dos asepciones de la palabra queriendo decir que la nariz le daba a su poseedor un aspecto feroz y era de color amoratada, como las túnicas de los cofrades.

En cuanto a la palabra escriba sería: por una parte en ataque velado hacia los judíos; por otra, y basado en lo anterior, una nueva caracterización de la nariz grande y ganchuda, como tradicionalmente se pensaba que eran los apéndices nasales de los judíos.

El resto de las metáforas utilizadas en esta parte van siendo gradualmente más hirientes hasta llegar a la culminación, a lo más cruel, al verso número 11, las doce tribus de narices era, donde Quevedo vierte toda su mala idea, siendo el punto más álgido de la humillación. No comenta ni siquiera que posee una nariz grande, es mucho pero que eso. En esta primera parte, el autor, insiste en la fealdad y grandeza de la nariz que le inspira a escribir su poema.

Segunda parte (versos del 12 al 14): El último terceto resume y concluye todo lo dicho anteriormente. El verso 12, érase un naricísmo infinito, resume explícitamente las características enumeradas en los cuartetos y en el terceto anteriores, pero Quevedo no se conforma, tiene que dar la puntilla con una humillación final, dándolo en los dos últimos versos.

En cuanto a las figuras retóricas o recursos expresivos utilizados por Quevedo en este poema, cabe destacar que todo el poema es una sucesión de metáforas descriptivas cuyo fin principal es la humillación del hombre al que está dedicado el poema. También utiliza la anáfora, recurso léxico repetido a todo lo largo del poema. La hipérbole es el recurso expresivo que mejor sirve al propósito principal de Quevedo: ironizar. Todo el poema es una sucesión de hipérboles, de exageraciones, aunque en donde mejor se ve es en los versos 1,10,11,12 y 13.

En conclusión, Quevedo refleja en su poema que era el prototipo intelectual cortesaon que exhibía su ingenio y con frecuencia le gustaba escandalizar. Vertía toda su mala idea en sus poemas y nada ni nadie se salvaba de sus puyas. En el soneto A una nariz describe y sobre todo se burla y critica mediante el poema y utilizando su mejor recurso: la ironía, la nariz de su rival, Góngora.

95.21.194.166 11:30 13 mar 2011 (UTC) Cinta

MultimediaEditar

Enlaces de interésEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar